Manual

Tecnologías Digitales y Elecciones en el Perú

0

La integridad de la información es vital para una democracia saludable. Cuando la información es falsa o inexacta puede tener un impacto negativo en las deliberaciones de la ciudadanía sobre diversos temas y sus posteriores decisiones políticas, lo que lleva a una ruptura en el discurso civil e inhibe su compromiso. La capacidad de las ciudadanas y ciudadanos para debatir ideas sobre política y tomar decisiones, de manera informada y respetuosa, es esencial para mantener la salud democrática a largo plazo.

La desinformación puede y suele agudizarse durante los procesos electorales, en los que salen a flote divisiones significativas sobre las prioridades y las políticas y se exacerba el discurso de odio y de abuso. El discurso de odio a menudo incluye desinformación para difamar a las candidaturas en determinada contienda electoral y muchas veces este discurso se dirige particularmente a mujeres, minorías y otros grupos vulnerables. Durante estos periodos, la desinformación puede influir en las preferencias de los votantes, perturbar el funcionamiento normal del proceso electoral y fomentar la desconfianza. Sin embargo, no todos los intentos de desinformación están vinculados a un evento específico, como una elección. La desinformación también puede usarse para alterar el espacio de información más amplio en el que las personas abordan temas, forman creencias y toman decisiones políticas. Esta incluso a veces se despliega para promover una narrativa más amplia a lo largo del tiempo o para degradar el discurso cívico al generar la división.

Este texto pretende recoger los principales hechos identificados en las redes sociales y plataformas digitales durante el proceso electoral 2021 en el Perú. Las elecciones generales en el país se realizaron el 11 de abril y una segunda vuelta el 6 de junio de 2021. Evidentemente, las campañas políticas y los preparativos para la contienda electoral comenzaron mucho antes, donde las dieciocho candidaturas que postularon a la Presidencia de la República y los miles de candidatos y candidatas que compitieron para alcanzar un curul en el Congreso de la República, mostraron sus diversas estrategias de comunicación digitales para dar a conocer sus planes de gobierno y atraer votantes.