Noticias

Congreso podrá cambiar reglas electorales incluso después de convocado el proceso 2021

0

* Esta noticia ha sido publicada originalmente por EL COMERCIO.

Se aprobó iniciativa de Acción Popular para otorgar al Congreso un plazo de seis meses para introducir cambios electorales. Modificaciones podrán darse incluso después de convocados los comicios.

De madrugada y en medio de las restricciones ciudadanas por el coronavirus, el Congreso aprueba su primera ley y es una modificación para poder introducir cambios electorales. Tras una sesión que se extendió por más de cuatro horas, el pleno del Congreso aprobó otorgar un plazo de seis meses para introducir modificaciones al sistema electoral que sean aplicables a las elecciones generales del 2021. Esta se convirtió en la primera ley aprobada por el nuevo Parlamento. Con esto, la representación legislativa podrá cambiar las reglas de juego incluso después de que el presidente Martín Vizcarra convoque a las elecciones generales 2021.

En una sesión maratónica, el pleno aprobó que este Congreso pueda introducir modificaciones hasta mediados de setiembre del presente año. Teniendo en cuenta que el presidente Martín Vizcarra tiene solo hasta julio para convocar a las elecciones generales 2021, esto significa que la representación legislativa podrá cambiar las reglas de juego con el proceso electoral ya en curso.

Tras su elección como presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama (Acción Popular, Tumbes) suspendió la sesión del pleno, unos 16 minutos pasada la medianoche. En lugar de levantar la sesión, convocó a la Junta de Portavoces para tomar sus primeros acuerdos oficiales. La idea era solo aprobar la composición del otros órganos como el Consejo Directivo y la Comisión Permanente, además de una resolución legislativa para formalizar que su mandato tendrá tres legislaturas.

Sin embargo, en la reunión de voceros, los representantes de Acción Popular y del Partido Morado plantearon apresurar el debate para modificar la norma que regula la intangibilidad electoral. La actual normativa señala que solo entrarán en vigencia las leyes que se aprueben hasta un año antes de los comicios. Dado que la primera vuelta del 2021 sería el domingo 11 de abril, este nuevo Congreso tendría poco más de 20 días para realizar modificaciones de reglas electorales que apliquen al proceso electoral 2021. Desde hace unas semanas se venían sosteniendo conversaciones para cambiar ese plazo de forma tal que el nuevo Congreso pueda introducir algunas reformas a las leyes electorales que fueron aprobadas por el congreso disuelto.

Proyecto corregido

Mientras se llevaba a cabo la elección de la Mesa Directiva, empezó a repartirse entre los escaños una copia del proyecto de ley del legislador Luis Roel (Acción Popular, Lima), el cual buscaba modificar precisamente la intangibilidad electoral. Su texto planteaba otorgar seis meses al Parlamento para introducir modificaciones aplicables a los comicios 2021. Es decir, este nuevo Congreso tendría hasta mediados de setiembre para trabajar la agenda de reforma política.

El detalle cuestionable en la propuesta de Roel estaba en el último párrafo de la tercera disposición complementaria transitoria donde se establecía que se suspende la convocatoria al proceso de elecciones generales 2021, incluyendo el proceso de elecciones primarias hasta que se agote el plazo de 6 meses dados en la presente disposición. La presente suspensión es de obligatorio cumplimiento para los órganos electorales y demás poderes del Estado. Esto generó reacciones negativas, principalmente de Fernando Tuesta, presidente de la Comisión de Alto Nivel de la Reforma Política, quien aseguró que no se podía suspender la convocatoria de elecciones, pues esa es una potestad del presidente de la República.

El contenido de la propuesta se hizo público al promediar las 9:30 p.m. del lunes. Faltando un minuto para la medianoche, Luis Roel ingresó el texto a trámite ante Oficialía Mayor, sin incluir el apartado donde proponía suspender las elecciones primarias y la convocatoria de elecciones. Luis Roel explicó a El Comercio que la propuesta original que circuló era un “borrador preliminar”.

Tras la corrección de Roel, el pleno debatió la propuesta que fue exonerada del trámite de comisiones. La sesión plenaria retomó funciones pasadas las 3:00 a.m., con un quórum de 129 legisladores. Luis Roel sustentó su proyecto de ley asegurando el nuevo plazo no solo servirá para aprobar normas para el sistema electoral, sino que los organismos electorales contarán con tiempo para la implementación de las mismas.

Este texto busca inaplicar la norma que usualmente se utiliza [intangibilidad electoral por un año] para darnos el tiempo necesario para dar una normas de reforma política que, para muchos de nosotros, fueron promesas de campaña que tenemos que cumplir, afirmó Roel.

Omar Chehade (Alianza para el Progreso, Lima), también refirió que se trataba de una promesa de campaña de varios de los partidos que participaron en la contienda electoral del pasado 26 de enero. “Hay reformas constitucionales por ver. Si queremos restaurar el Senado, tenemos que hacerlo en dos legislaturas consecutivas. Por eso es importante que se apruebe esta norma”, dijo.

El texto aprobado inaplica el artículo 4 de la Ley Orgánica de Elecciones para otorgar seis meses de plazo al Congreso para aprobar normas de reforma electoral que tienen en carpeta. Somos Perú, por ejemplo, anunció que cuenta con una iniciativa de Rennan Espinoza, la cual busca que la paridad sea aplicable para las elecciones generales 2021, y no de manera progresiva como aprobó el Congreso disuelto.

Pero la propuesta también tuvo opositores. El vocero de Fuerza Popular, Diethell Columbus (Lima), solicitó que se tome en cuenta la propuesta del Jurado Nacional de Elecciones para que el plazo solo se reduzca solo a nueves meses, un tiempo que consideran prudente para la adecuación e implementación de las cambios que se aprueben. Es decir, que el Congreso solo tenga hasta julio para aprobar normas de carácter electoral.

Columbus también advirtió que con esta modificación, el Congreso podría estar introduciendo cambios en pleno proceso electoral. “Se está autorizando modificar las reglas de juego de un proceso electoral ya convocado”, advirtió el legislador fujimorista.

En esa misma línea, María Céspedes (Frepap, Lima) cuestionó que no se cuente con la opinión técnica de los organismos electorales para una norma que puede tener repercusión en el cronograma de los comicios 2021. La vocera contó que en la Junta de Portavoces, en una primera votación, se acordó que el plazo sea de nueve meses, pero tras una reconsideración se forzó para admitir los seis meses planteados por Acción Popular. Estamos de acuerdo con el cambio, pero no con el plazo, por eso la bancada del Frepap se abstendrá en esta votación. En la campaña se ofrecen muchas cosas, pero cuando se llega acá es otra la realidad, acusó Céspedes.

Ante tantas críticas y confusión por la variedad de versiones del texto final, el pleno pasó a un cuarto intermedio faltando dos minutos para las 4:00 a.m. La sesión se retomó media hora después con un texto final que ratificaba la propuesta original para que este Congreso cuente con seis meses para introducir cambios electorales con miras al 2021.

La norma fue aprobada con 87 votos a favor, 16 en contra y 25 abstenciones. También fue exonerado de segunda votación. Las. bancadas. que se opusieron fueron el Frepap (en contra), Fuerza Popular (abstención) y Unión por el Perú (10 en abstenciones y 1 en contra).

Menos receso parlamentario

Antes del cambio electoral, el pleno aprobó -también de madrugada- una resolución legislativa que incluye una disposición transitoria al Reglamento del Congreso. Esto también fue exonerado del trámite de comisión.

Haciendo cálculos, el Parlamento trabajará 400 de 456 días posibles. En suma, tendrán de receso parlamentario de 56 días (casi dos meses), un tiempo de descanso menor al registrado durante el periodo regular de legislatura en un un quinquenio.

En el proyecto de resolución legislativa presentado por el legislador Luis Roel (Acción Popular), los plazos de legislatura contemplaban un receso que sumaban un total de 86 días. Sin embargo, el vocero de Somos Perú, Rennan Espinoza, propuso recortar el periodo de receso y así ganar días de trabajo para la agenda parlamentaria. Durante el debate en el pleno, Espinoza sustentó su pedido alegando que este nuevo Congreso está buscando revertir la mala imagen del Parlamento disuelto. Es por eso que se presenta esta resolución legislativa que corta los recesos parlamentarios. Esto reduce los recesos, porque necesitamos tiempo para trabajar y avanzar más rápido en las reformas que hemos prometido a la población, dijo.

El texto final de la resolución legislativa -que incluyó también una modificación de forma planteada por Martha Chávez (Fuerza Popular, Lima)- se aprobó de manera unánime (123 votos a favor: 6 que registraron asistencia no hicieron uso de su voto). Inmediatamente después de aprobada la resolución legislativa, el pleno la exoneró de la segunda votación (128 votos a favor: uno que registró asistencia no usó su voto).