Noticias

Alianza por el Cambio ya tiene definidos a todos sus candidatos

0

La Alianza por el Cambio selló ayer su compromiso de cara a las elecciones del próximo 19 de febrero, con una convención nacional que congregó a grupos políticos y simpatizantes que apoyan la candidatura a la Presidencia de Guillermo Lasso.

El coliseo Voltaire Paladines Polo de Guayaquil se mostró lleno de bases y candidatos de CREO-SUMA y Podemos y otras alianzas no solo de Guayas sino de todo el país. Desde Quito, por ejemplo, llegó Fernando Villavicencio, que tiene una orden de prisión preventiva en su contra y encabezará la lista de asambleístas por Pichincha.

También estuvieron Fausto Cobo, que buscará llegar al Parlamento Andino, y Guillermo Celi, Mónica Chuji y Mae Montaño, aspirantes nacionales a la Asamblea.

Otros políticos, sin hacer presencia en las papeletas, acudieron a dar su apoyo a Lasso, como el vicealcalde de Quito, Eduardo del Pozo; y el prefecto del Azuay, Paúl Carrasco.

A las 10:00, el coliseo se iba llenando mientras se vivía una “fiesta democrática”, como denominó César Monge al show musical que ofreció el grupo Alleguez Son, que puso a bailar con cumbias, merengues y salsas y animó al público a gritar consignas en favor de Lasso.

A través de pancartas, dirigentes de CREO, SUMA, Juntos Podemos y movimientos provinciales destacaban sus orígenes. Sea de Tulcán a Loja, o de Baños a Balao, la dirigencia política decía “presente”.

Pasadas las 11:00, Monge, presidente nacional de CREO y que tampoco estará en las papeletas, salió al escenario para ser el presentador de la convención. Mientras él decía “hoy vivimos el inicio del cambio en el Ecuador”, los simpatizantes, candidatos y dirigentes gritaban su anhelo: ganar en “una sola vuelta”.

Entonces Monge pidió a los candidatos, ubicados al lado del escenario, que se pusieran de pie para el juramento, que lo atestiguó el titular de la Delegación Electoral del Guayas, Roberto Ronquillo.

“Levanten la mano derecha... La izquierda también, si quieren, para que vean que somos tolerantes”, bromeó Monge, en alusión a la distancia que guarda esta alianza de la ideología izquierdista.

Al mediodía, el presidenciable subió a la tarima y tras agradecer a las principales figuras que lo respaldan y que se candidatizarán a través de la alianza, prometió que en su gobierno terminará “con el despilfarro y con ministerios del Buen Vivir que nadie necesita”.

“Vamos a eliminar el anticipo del impuesto a la renta. En la primera semana de nuestro gobierno eliminaremos las sobretasas arancelarias. Vamos a derogar la Ley de Comunicación e impulsaremos una reforma constitucional”, agregó Lasso.

Antes de él disertó su esposa, María de Lourdes Alcívar, quien pidió a la audiencia depositar su confianza en Lasso. “Él nunca me ha fallado y estoy segura de que él nunca les fallará a ustedes si es el próximo presidente”, animó la mujer.

Andrés Páez, quien acompañará a Lasso como candidato a vicepresidente, dijo que a partir de esta convención ellos empezarán a “recuperar la ruta que le corresponde a nuestra patria” y dijo que aunque no habrá venganza en el nuevo gobierno por ser de “reconciliación nacional”, eso no significa que no fiscalizarán al actual oficialismo.