Noticias

Juristas plantean declarar desierta elección judicial

0

La decisión del Movimiento Al Socialismo (MAS) de llevar adelante el proceso de preselección de autoridades del Tribunal Constitucional y el Órgano Judicial con una ley transitoria supone modificar cuatro normas. Juristas plantean que se debe declarar desierta la convocatoria en respeto a la ley.

Mañana, viernes, se conocerá oficialmente la lista de postulantes habilitados para el proceso de preselección, sin embargo, varios legisladores adelantaron que en varios departamentos no se cumple el requisito de mujeres y representantes de pueblos indígenas como establece la normativa, por lo mismo, el MAS planteó —lejos de declarar desierta la convocatoria— modificar la normativa para flexibilizar los requisitos del proceso.

Si esto procede, entre las normas que tendrían que ser modificadas está la Ley del Órgano Judicial, del Tribunal Constitucional y del Régimen Electoral, mediante una norma transitoria, además del Reglamento de Preselección para no detener el proceso que se encuentra en su fase de revisión de requisitos.

“Para empezar, el MAS se ha metido un autogol con su Reglamento de Preselección porque el tema de equidad de género se maneja para los espacios políticos, es decir, asambleístas nacionales, departamentales, concejales municipales, entre otros, y no se contempla en el tema judicial”, aseguró el abogado Williams Bascopé.

Explicó que el MAS, para salir de este embrollo, plantea de manera “desesperada” modificar reglas para forzar la elección de las autoridades judiciales el próximo 22 de octubre y “no mostrar el fracaso de esta convocatoria”.

“Lo correcto es que se declare desierta la convocatoria y cumplir con el reglamento que ellos mismos (los del MAS) se han puesto, pero no, ahora buscan continuar sin importar atropellar de los aspirantes que han cumplido con las reglas”, dijo.

A su vez, Carlos Alarcón, otro reconocido constitucionalista, manifestó que este proceso ha desnudado la intención del MAS, que elaboró un reglamento para facilitar ciertas postulaciones e impedir otras.

“Ni siquiera ese reglamento trucho lo cumplen, queda claro que ellos ya han barajado o ya han acordado esas candidaturas que les interesa y no quieren declarar desierta porque no quieren arriesgar esos compromisos que deben haber asumido”, criticó.

Reclamó que con esta acción el proceso queda plagado de vicios.