Noticias

Congreso continuará con el debate de reforma electoral

0

 

La presidenta del Congreso, Ana María Solórzano, aseguró que el Parlamento continuará con el debate y aprobación del paquete de reformas electorales durante marzo, entre ellas la referida a la ventanilla única y la eliminación del voto preferencial. “En marzo seguiremos con este paquete de reformas electorales, tenemos hasta el momento cuatro importantes logros dentro del paquete de reformas electorales”, subrayó. Recordó que los cuatro proyectos aprobados están referidos a la no reelección inmediata de alcaldes y gobernadores regionales (antes presidentes regionales), la revocatoria, el escaño vacío y los votos ‘golondrinos’. Todos ellos, según señaló, tienen respaldo de los organismos electorales. 

Pendiente

 “Son cuatro iniciativas legislativas de reformas presentadas por los propios congresistas, que tienen una opinión saludable por parte del Jurado Nacional de Elecciones”, agregó. Asimismo, refirió que están pendientes los proyectos referidos a la ventanilla única de antecedentes policiales, judiciales, tributarios y financieros, que centraliza la información de los candidatos a los procesos electorales; así como la eliminación del voto preferencial. “Lo importante es lograr los consensos, por eso iniciamos por los que tienen más aceptación, los consensos se seguirán buscando”, expresó. Por otra parte, el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Mariano Cucho, saludó la aprobación en el Congreso del proyecto de ley que sanciona con la figura de la silla vacía a los partidos políticos cuyos congresistas sean condenados por delitos graves como terrorismo, narcotráfico, trata de personas y lavado de activos. 

Reforma integral 

Indicó, sin embargo, que la aprobación de una reforma electoral integral permitirá fortalecer la democracia de cara a las elecciones generales de 2016. En ese sentido, abogó para que el Poder Legislativo aborde también otros temas como el fortalecimiento de la supervisión de fondos partidarios y la institucionalización de los mecanismos de democracia interna, que están contenidos en el proyecto de la nueva Ley de Partidos Políticos y que son parte de la agenda mínima de la reforma planteada.